¿Me sale a cuenta tener un generador eléctrico propio?

¿Me sale a cuenta tener un generador eléctrico propio?

carlos No Comment
Editorial

Puede darse el caso de que una persona se pregunte si trae cuenta tener un generador eléctrico propio, o si, por el contrario, es mejor encomendarse a las grandes firmas especializadas en el sector y desentenderse del tema. En este contexto, lo mejor es saber el tiempo libre que tenemos, el dinero del que disponemos y la envergadura de las labores para las que vamos a necesitar el generador eléctrico.

Y es que fabricar un generador eléctrico casero puede ser más fácil y asequible de lo que parece. Si se tiene pericia en el mundo de la electrónica y del bricolaje, será posible dar vida a un generador eléctrico, que podrá ser elaborado con un motor de menos de siete voltios; con cables de caimán, o con cables normales, siempre que se sepa soldar; con engranajes pertinentes; con materiales que favorezcan la modesta construcción de la estructura, como el plexiglás, las madera o el cartón.

Atornillar el motor, manipular adecuadamente los embragues y alinearlos o girar la bovina son algunas de las tareas que permitirán al usuario afanado por construir el generador llegar a buen puerto.

Es cierto que, para hacerse con un generador eléctrico propio, antes son necesarios los conocimientos pertinentes, los materiales precisos, los complementos necesarios y el tiempo libre adecuado para adentrarse en las faenas. Si no está dispuesto a pasar por todo ello, lo mejor será apostar por los generadores de fábrica, que podrán encontrarse en las grandes superficies que todos ya conocemos de sobra.

Eso sí, tal vez la fabricación casera de un generador eléctrico sea más recomendable tanto para el bolsillo del usuario como para el medio ambiente. Lo único cierto es que un generador eléctrico hará la vida mucho más fácil en casa y servirá para sobreponerse a los cortes de luz y a otras averías.