UNA SEMIFINAL CON MORBO

La semana que viene se disputa una de las semifinales más emocionantes de Champions League. Por una lado, el martes Manchester Ciy-Real Madrid y por otro lado, el miércoles Atlético de Madríd-Bayer de Múnich.

Una semifinal no exenta de polémica. Ya que para algunos seguidores colchoneros, el equipo blanco ha tenido suerte y tiene mucho más “papeletas” para acceder a la final, ya que le ha tocado un equipo más sencillo. Pero no todo está hecho y nadie parte como favorito y si no, que se lo digan al Barcelona, eliminados en los cuartos de final.

Las entradas para el partido ya sea han puesto a la venta y es tal la ansiedad por comprarlas que el sistema de localidades de ventas se colapsó por los aficionados del Manchester City.

Como toda semifinal que se precie, hay nervios y morbo asegurado ya que el entrenador del Manchester City, Manuel Pellegrini, fue entrenador del Real Madrid y no tiene un buen recuerdo del equipo blanco.

Aunque el club blanco parte como favorito, tendremos que esperar si todo lo que dicen las quinielas se llega a cumplir.

Un partido que va a ser realmente duro es el que disputará el equipo colchonero y el Bayer de Guardiola. Dos equipos con las mejores defensas de Europa que lucharán de manera insaciable por el pase a la final. Y es que el Atlético con su filosofía de partido a partido y luchando por la victoria, viene con fuerza para jugar con el cuadro alemán tras derrotar al claro favorito en todas las apuestas, el Barcelona.

Ya se han agotado todas las entradas disponibles para este enfrentamiento y a partir de mañana saldrá a la venta las entradas para la vuelta en Múnich.

Finalmente ambos equipos están contentos con el resultado del sorteo porque ni los equipos españoles querían verse las caras en este encuentro y ni tampoco los otros dos clubes. Si no hubiese una final española, será igualmente de atractiva porque el actual entrenador del City, Pellegrini, será sustituido en la próxima temporada por Guardiola, así que la polémica está servida.

Top