De himnos y pitadas

El pasado sábado se jugó la Copa del Rey en Barcelona, con dos equipos que podemos llamar, no centralistas, no es decir que sean nacionalistas aunque se les pueda achacar que parte de sus aficionados lo sean y lo demuestren como lo demostraron el pasado sábado en la final con una sonora pitada al himno, la verdad es que personalmente, me importa poco y soy seguidor del Athletic copa del reyde Bilbao, lo que sí que me importa es que se intente politizar todo de esta manera, si la final la hubieran jugado el Elche y el Girona, seguramente un sector de la grada también lo pitara, seguro que los cerrajeros Elche no, pero no se formaría el revuelo que los dos clubes con más Copas del Rey de España ha creado.

Sea como fuere los comités antiviolencia y demás organismos se reúnen hoy para poner sanciones ejemplares a los clubes. Una mala idea a mi parecer, puesto que como bien dijo Artur Mas, va a fomentar el “efecto boomerang” y van a tener una peor salida de como si fueran cerrajeros Barcelona. Lo mejor sería que la gente que se sienta ultrajada se dedique a mirar más por uno mismo y por el vecino que tenga al lado y a luchar porque no haya más desigualdad como con desahucios y otras injusticias.