Amores perros

Amores perros. Así se podía calificar la relación de Luis Aragonés con la Real Federación Española de Fútbol. Bueno, borren amores. Es más, supriman también el Real de la segunda parte contratante, porque el modus operandi del lobby Villar dista mucho de los de la realeza y en ocasiones roza lo surrealista. Por si no hubiese bastante leña en el fuego con lo que dijo ayer en Malaga, el Sabio, que no se queda atrás en veletismo, echó tres o cuatro astillas más al fuego.

La más grande, la que va a avivar de verdad estas brasas es la confirmación, entre machacona y victimista, de que se quiere ir. Así de claro. No se exactamente cuantas veces le preguntó Jose Antonio Abellán a Luis por su futuro próximo, pero al menos en cuatro ocasiones el Sabio reiteró que lo mejor para la Federación, en este preciso momento, es que le echen. Que te echen es distinto de querer largarte tu, ojo. Y lo mejor para la Federación no es igual que lo mejor para los demás. No obstante blanco, en botella y a contar los minutos.abellan

Otro tronquito más de los que Luis llevaba anoche bajo el brazo era para Raul. En la COPE se puso sobre la mesa la posibilidad de que el abucheo de ayer en Málaga por la eterna no convocatoria del ferrari estuviese motivado por los manejos del entorno del jugador y Luis no negó la mayor. Es más dijo que en el campo no había ocurrido lo mismo y que este extremo le hacía pensar. Obviamente no reveló todo lo que piensa y menos mal porque esa cabeza puede ser una batidora. Pero la dejó botando para que alguien la empalme. Raul no lo va a hacer pero los que le rodean y Prisa moverán ficha. Negocio obliga, al escudo que le den. Aunque toda esta basura empieze a rodar hasta engullir al propio equipo. Por cierto, jugamos contra el eterno rival. Un Brasil-Argentina u Inglaterra-Alemania de estos…

Top